La Semana Santa Santistebeña, se remonta aproximadamente al siglo XV con la Fundación del extinto Convento de San Francisco. Es allí, donde se creo las Primeras Ordenanzas de la "Cofradía de la Vera Cruz", que datan de 1578. Siendo el documento más antiguo que se conserva en la Localidad y que nos demuestra que ya por aquella época se representaba la Pasión de Cristo por las Calles de Santisteban del Puerto.


Jesús Atado a la Columna "Una escultura admirable"

sábado, 20 de junio de 2015 0 comentarios
Jesús Atado a la Columna
    Se dice que existió en Santisteban del Puerto una “Escultura Admirable” de Jesús Atado a la Columna, según reza el título de un artículo de la Revista Don Lope de Sosa y escrito por Alfredo Cazaban (el que fuera Cronista Oficial de Jaén).


     La escultura pertenecía a una humilde y pobre anciana (se dice que ciega), que vivía en Santisteban del Puerto y heredó de su hermano, el cual era Soldado y aventurero.  Esto último deja muchos campos abiertos, ya que la imagen podría haberla traído su hermano de otra localidad o bien podría pertenecer al extinto convento de San Francisco de Santisteban del Puerto, ya que al clausurarse el convento muchas imágenes fueron diseminadas por el pueblo y pasadas de padres a hijos, pudiéndose dar el caso con esta imagen.

        Pues bien, la pobre anciana fue tratada por el médico Santistebeño Don Paco Clavijo (nacido el 8 de enero de 1883 – muerto el 23 de enero de 1946) ayudándola a calmar sus dolores, y antes de morir, la mujer pago con lo más preciado y valioso que tenía en su casa, La Escultura de Jesús Atado a la Columna,  “porque era cosa de valor y mérito” según reza en el artículo.

       La talla en cuestión, tenía una altura de unos 80 cm y el pedestal sobre el que estaba situado, tenía unos 40 cm. de frente por 10 cm. de alto y 20 cm. de fondo.

Pequeño esquema con las dimensiones de Jesús de la Columna. Manu BR

      En cuanto a su aspecto artístico, la imagen era de una gran belleza, debido a la exactitud anatómica como por su cuidada terminación. El articulo dice que: La figura está policromada y a pesar de los grandes desperfectos que la pintura tiene, esa policromía acusa un acierto insuperable, un concepto exactísimo de las propiedades de colorido, en las carnes, en los paños, en la cabellera, en las huellas que sobre la materia dejaron la flagelación y la penitencia. Al claroscuro que producen los movimientos de la línea, se ha unido, con admirable identificación, la tonalidad del matiz. Si la obra es, hoy, una maravilla armónica, maltratada por el tiempo, velada en parte y torcida su entonación, ¿Qué no sería, cuando a la estupenda obra del escultor, se uniera la excelente pintura que dábale propiedades humanas, como si la sangre, si la vida, circulara por el interior de ella?”. Como podemos leer, no se trataba de una escultura cualquiera, se trataba de una escultura bien trabajada y terminada, tanto por su estudio anatómico como por su acabado pictórico. Es por tanto, que la imagen se atribuyera a grandes escultores y más siendo una obra anónima. Y el articulo continua con lo siguiente: “Una imagen de mérito, que a Martinez Montañes, atribuyen.” Pero Alfredo Cazaban no cree que sea de Martinez Montañes, ya que toda imagen que tiene algún mérito se atribuye al mismo autor, aunque  uno se podría uno preguntar, ”¿por qué no creer, también, que esa escultura pudiera ser de Gaspar Becerra, el baezano, el portentoso artista de la anatomía; el que atesoró la ciencia de la realidad; el que preparó el paso al realismo, de las imágenes de la escuela clásica española; el que sintió la belleza de la forma y la armonizó con la materia en su externa expresión anatómica; el que formó en Italia su gusto y modeló y esculpió rostros de expresión dulce y serena, aun manifestando el dolor y aun acompañando a aquella dulzura y a aquella serenidad la triste, presencia de una imagen donde la penitencia y la mortificación, han marcado todas las huellas de nuestra estructura materia, humana; del armazón de nuestro cuerpo?”

Vista frontal, de perfil y trasera de Jesús de la Columna.

          Por tanto, Alfredo Cazaban plantea la hipótesis de que la escultura pudiera pertenecer a Gaspar Becerra,  y no a Martínez Montañes. Pero como decimos, todo esto solo son Hipótesis porque no hay nada confirmado. Solo podemos decir, que en Santisteban del Puerto existió una Escultura Admirable de Jesús Atado a la Columna. 

Información adicional:


- CAZABAN, A. Una Escultura Admirable "Jesús Atada a la Columna" Revista Don Lope de Sosa, Agosto de 1924 , nº 140, p. 244-247.

- Imagen:

- El Patrimonio Irrempazable. Simplemente Capillita:

Si conoce más información sobre esta imagen, alguna anécdota o curiosidad,
no dude en dejar su mensaje.

¡Gracias!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Realizado por Manu BR. Con la tecnología de Blogger.